Saltar al contenido
Susan Rodríguez, influencer que ha creado su propia marca
imported-es

Susan Rodríguez, influencer que ha creado su propia marca

This content is outdated, we are currently working on updating it!

El 19 de Noviembre fue el día internacional de la mujer emprendedora. Su origen nació en 2014 en el Consejo de las Naciones Unidas.

Desde Hivency, quisimos dedicar un espacio a una mujer emprendedora que lleva muchos años haciendo colaboraciones con marcas a través de nuestra plataforma. Ella es @miss.rodriguez.d, Susan. Además de influencer, es la fundadora de @lovers.by.sr_, una marca de piezas únicas hechas a mano.

No te pierdas su entrevista, donde nos cuenta cómo es emprender, las dificultades que se ha encontrado por el camino, consejos para futuras emprendedoras, ¡y mucho más!

 

Háblanos un poco sobre ti y sobre tu marca

Me considero una persona risueña, siempre intento estarlo. Aunque también depende un poco de los días y de muchos factores: el clima, las circunstancias… Según eso, yo me voy sintiendo de una manera u otra y todo eso lo traslado a mi forma de vestir. 

En Lovers no nos ceñimos a una sola línea de colores, para que así puedas elegir un accesorio u otro dependiendo de cómo te sientas. Darle vida a tus looks manteniendo tu esencia

Ya metiéndome en otro tema, ¿cuánta gente ves por la calle vestida igual? Parece que algo se pone de moda y tenemos que llevarlo todos y vamos muy parecidos. Con Lovers puedes dar un toque de vida y de originalidad a tus outfits. 

 

¿Siempre has tenido en mente emprender?

Desde pequeña siempre he sido muy inquieta. Mi madre cosía, y cuando sobraban telas, nos inventábamos algo y lo vendíamos. 

Sin embargo, mi primera aventura empresarial fue a los 14 años, donde hacía eventos infantiles. Hacía espectáculos, coordinaba eventos… ¡Siempre me ha gustado esto de emprender y sobre todo la creatividad!

 

¿Qué fue lo que te hizo dar el paso para crear tu marca?

Yo soy muy lanzada para ciertas cosas y no miro el miedo cuando algo se me mete en la cabeza. 

En 2018, lancé mi marca, con la filosofía de crear solo 2 pares de pendientes del mismo modelo, para así no ir todas iguales. Pero veía que faltaba algo más. Es en Abril cuando, mirando páginas de accesorios pensé: ¿y si los hago yo a mano? Siempre he sido un poco manitas. Compré material y empecé a hacerlos. 

El apoyo de mi familia, amigas y de Instagram, arropa mucho este camino. 

 

¿Las redes sociales te han ayudado a que tu proyecto siga adelante?

Si. Sin dudarlo. Yo creo que seguir un modelo tradicional de negocio, como se ha venido haciendo hasta ahora, con la tienda física, y el boca a boca… funciona, pero no para estos tiempos. Si intentamos globalizar el negocio, hay que estar presente en las redes. Si no estás en las redes, no estás. 

Con las redes sociales conectas con otras personas. Una vez me llegó un pedido de una chica que no conocía de nada y que quería unos pendientes para una boda. Me dijo: «Este es el vestido, necesito que me hagas unos pendientes acorde a él, porque no quiero que nadie vaya igual que yo»

¿Cuál es la otra cara de todo esto? El dedicarle mucho tiempo. Para emprender tienes que tener mucho tiempo, ganas y no rendirte. 

Emprender requiere mucho tiempo. ¿Cuál es tu clave para llegar a todo?

Es complicado, la verdad. Yo además, tengo mi trabajo, de ocho horas diarias.

Lo que hacía antes era, terminar mi jornada laboral completa, ponerme a crear pendientes, subir contenido a la red, tanto de la tienda como en mi perfil personal, más luego ocuparme de mi vida personal, los amigos, mis hobbies los fines de semana… ¡era un caos! Pero yo creo que si hay una planificación y sobre todo ganas, es posible.

Es muy importante la organización, la planificación, y saber hacía dónde quieres que vaya tu proyecto. Una vez que tengas eso, poco a poco, encontrarás el equilibro. 

Los fines de semana no estoy en las redes, desconecto para poder tener también tiempo para mi. 

 

¿Alguna vez te has planteado tirar la toalla?

¡Muchas veces! Siempre empiezas el proyecto con mucha ilusión… pero claro, en mi caso, yo me encargo de todo: creo la pieza, me encargo del montaje, del marketing, de las fotos, de las redes, de la logística, del inventario. ¡De todo! Hasta que llega la cajita al cliente. Y después de eso, hago un seguimiento, ya que las piezas son hechas a mano, con lo cual envío piezas por si pasa cualquier cosa. ¡Todo eso es agotador!

Al principio además siempre tienes ese «ansia por vender» y ver que no sale, te va frustrando. 

Tienes días buenos, otros malos y con el tiempo aprendes a conciliarlo y a vivir con ello. Ganas de tirar la toalla he tenido, pero si crees en tu proyecto o idea, trabaja y tira para adelante porque vas a tener a gente que te apoye. 

Los principios son un poco complicados pero una vez despegas, el camino es más fácil. No quiero dar la imagen de que en la trayectoria del emprendedor todo es muy bonito. Muchas veces no te cuentan lo que hay detrás, por eso quería contar lo positivo, pero también hablar de la parte no tan bonita, que es el desgaste del día a día. 

 

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere emprender?

Que si tiene algo que sea diferente al resto, le de su toque personal y vaya a por ello.

También, que tenga en cuenta que tendrá que lidiar con días buenos, malos, e invertir mucho tiempo y energía.

El camino va a ser muy satisfactorio. Te encuentras a ti mismo y creces como persona.